Tratamientos de las hemorroides – Consejos para tratarlas

Anuncios publicitarios

Tips y consejos para tratar la hemorroides

Son varios los tratamientos que se practican para aliviar, disminuir y eliminar la hemorroides. El tipo de tratamiento dependerá del grado en el que se encuentre. Estos grados se clasifican en grado 1, 2, 3, y 4. Siendo el cuarto el más grave y el que presenta los síntomas más intensos y fuertes, incluyendo la dificultad para tratarlo.

Es de suma importancia conocer el diagnóstico de tu médico, él determinará qué procedimiento debes seguir para tratar la hemorroides desde el grado en el que está. De esta manera, encontraremos el tratamiento adecuado a tu caso y así, se podrá eliminar de raíz esta dolencia que afecta a casi la mitad de la población mayor de 30 años.

A continuación, encontrarás una lista de los fármacos como anestésicos, antisépticos, pomadas, entre otros, que son los más eficientes para tratar las hemorroides o almorranas. Aunque de raíz es importante tener en cuenta que eliminarlas es un proceso complicado, estos productos contribuyen a la disminución del dolor y la minoración de las inflamaciones.

Anuncios publicitarios

Te puede interesar:

Tratamientos con Corticoides

Este fármaco es altamente efectivo para la inflamación de producida por las complicaciones de hemorroides. Por esta razón, es usado para tratar la dolencia cuando es externa. La duración para tratarla con este fármaco, no debe ser superior a una semana, ya que un tratamiento que se haga por mucho tiempo para estas molestias, puede desencadenar una debilitación epitelial y alterar la circulación de la sangre en la zona.

Las combinaciones antihemorroidales más usadas en los corticoides son: prednisolona, fluocinolona, hidrocortisona, triamcinolona, entre otros.

Éste fármaco debe ser usado con sumo cuidado y prudencia en personas que padecen diabetes, tuberculosis y que tengan heridas cutáneas o infecciones de cualquier tipo como llagas, en el área. Asimismo, aunque los casos en niños no son frecuentes, debe tenerse precaución si se trata con este producto para que no sea usado de forma prolongada. No se recomienda aplicar a mujeres que se encuentren en estado de embarazo.

Tratamientos con Anestésicos locales

Los anestésicos locales son considerablemente efectivos para aliviar la picazón, dolor e irritación que produce la mucosa en la superficie de la piel. Al igual que otros fármacos, debe tenerse precaución para no utilizarlos de manera prolongada, ya que pueden ocasionar reacciones alérgicas al paciente. Tampoco se recomienda el uso de los anestésicos cuando la mujer esté embarazada.  

Los anestésicos locales que se usan para tratar la hemorroides son la benzocaína y la lidocaína.

Tratamientos con Vasoconstrictores

Los vasoconstrictores deben ser aplicados sobre la mucosa rectal. Funcionan a partir de una presión, apretando las paredes de los vasos sanguíneos que están dilatados. Es así, que alivia síntomas como el dolor, la irritación, la tensión de la zona y la picazón.

En ocasiones los vasoconstrictores se unen con algún anestésico local, ya que su combinación lo convierte en un eficiente tratamiento para la hemorroides.

Los más usados son la efedrina y la epinefrina. Las precauciones encierran personas que padecen de complicaciones cardiovasculares, diabetes, hipertensión e hipertiroideos. No es recomendado para mujeres en gestación.

Efectos secundarios:

-Cefalea

-Nerviosismo

-Aumenta la frecuencia cardiaca

Tratamientos con Astringentes, antisépticos y rubefacientes

Principalmente, los astringentes se encargan de aliviar síntomas como el dolor, el picor y la irritación en las zonas afectadas. Estos, pueden ser aplicados de forma interna o externa. Los más usados son la calamina y el agua de hamamelis.

Los productos antisépticos, evitan y retienen posibles apariciones de infecciones. Para el tratamiento de hemorroides, se usan para mantener limpia la zona afectada, en caso de una limpieza deficiente. Los más usados son la hexetidina y la clorhexidina.

Los fármacos rubefacientes, provocan la sensación de refresco y alivio. En su composición contienen vasoconstrictora. La aplicación debe hacerse únicamente de forma externa. El rubefaciente más usado para tratar la hemorroides es el mentol.

Tratamientos con Protectores capilares y emolientes

    • Capilares: Esta modalidad de protector, tiene propiedades que reducen la inflamación, además contribuyen a la mejora de la circulación en las zonas afectadas por la dolencia en el paciente. Las más usadas son: la ruscogenina, saponina y en otros casos, el extracto de castaño de indias.
    • Emolientes: Este tipo, tiene como función formar una capa protectora y de esta manera, previene la irritación y la pérdida de la humedad cutánea. Este producto puede ser aplica tanto interna, como externamente. Entre los que más se usan, están: el hidróxido de aluminio, la manteca de cacao, óxido de zinc, entre otros. También se hace uso de la glicerina, pero ésta debe ser aplicada sólo externamente.

Además del uso de pomadas, cremas, lubricantes y laxantes específicos que aplicados de forma externa serán de gran ayuda para eliminar la hemorroides y disminuir sus efectos.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *