¿Qué son las Hemorroides o las almorranas?

Anuncios publicitarios

Definición de hemorroides o  almorranas

Las hemorroides, también conocidas como Almorranas, son almohadillas provocadas por una inflamación, dilatándose de manera excesiva, que se sitúan en las venas del ano o en el área inferior del recto. Esta inflamación además de ser molesta e incómoda, puede llegar a ser sumamente dolorosa para quien lo padece.

Te puede interesar:

 Causas

Es importante saber que la presencia de estas venas está desde siempre en nuestro organismo, sino que, lo que estimula y hace que las hemorroides se inflamen son situaciones como:

Anuncios publicitarios
  • El sobrepeso: Al padecer de sobrepeso, la zona anal debe ejercer mucha más fuerza para expulsar las heces, esto provoca irritación y presión de las venas en la cavidad.
  • Alimentación con poca presencia de líquidos y frutas: los líquidos hacen que la composición de las heces generadas por el organismo, sean mucho más blandas. Esto facilita la expulsión y no debe producir dolor. Para evitar la presión del ano, debe llevarse una dieta rica en frutas, verduras y muchos líquidos.
  • El embarazo: se presentan más números de inflamación de hemorroides cuando se está en este estado, por la presión ejercida al momento de parir.
  • Permanecer por muchas horas sentado: sedentarismo
  • Estreñimiento crónico: también es otra causa de presión en la cavidad anal que produce la alteración e inflamación de la hemorroides.
  • Infección en el ano: puede producirse por una limpieza inadecuada y/o enfermedades de transmisión sexual al practicar el coito anal.

Entre otras variantes que pueden provocarlo.

Esta molestia es estimulada por la interrupción y alteración del flujo de sangre en los vasos sanguíneos que se pasan por esta parte del cuerpo.  

Aunque no se hable con mucha frecuencia del tema, debido a la complejidad del lugar en el que se localiza, lo que provoca sensaciones incómodas para el paciente, es algo que afecta a muchas personas en la actualidad. Quienes más tienen probabilidad de padecer hemorroides son personas de 30 años, cuyas condiciones veremos más adelante.  

Cuando se presenta una inflamación que es leve, el médico no puede ver la hemorroides ni palparla, pese a que sobresalga por la cavidad anal.

La presencia de esta molesta es percibida por la persona cuando proceda al momento de la defecación, esto, sumado al incremento de la presión, hace que aparentemente desaparezca. Cuando esto sucede, la hemorroides queda al interior del ano, esto es lo que provoca el fuerte dolor. Durante la evolución de la hemorroides, ésta permanece en el exterior del cuerpo y sólo es posible volverla a introducir si se usa presión en los dedos, aunque en algunos casos, tal es la magnitud en la que se encuentran, que no es posible que reduzcan su tamaño para incorporarlas nuevamente.

¿Enfermedad?

Cuando se habla de enfermedad hemorroidal se refiere a una dilatación varicosa en las venas que ya contienen la hemorroides en desarrollo. Esta inflamación lleva a que la persona sienta molestias como dolor, ardor, picor, exudado y/o sangrado del área anal. En la primera etapa del proceso, se emplea el término de hemorroides, simplemente.

Existe un gran número de personas que se abstienen de consultar con parientes o sus médicos directamente, cuando empiezan a padecer algunos de los síntomas como el dolor al defecar, además de contenerse para no hacerlo por mucho tiempo, esto conlleva al paciente a sufrir altos grados de hemorroides, perjudicando su estado de salud, permitiendo la agravación de lo que al principio, es una molestia, pues recordemos que la hemorroides entra a un período de evolución constante, donde los dolores se hacen cada vez más intensos y perjudiciales.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *